Disfagia y rehabilitación 

  

Fuente, 26/05/2016

 
 

Si tiene un trastorno de deglución, puede tener dificultades y dolor al tragar. Algunas personas pueden carecer totalmente de la capacidad de tragar o tener problemas para tragar líquidos, alimentos o saliva. Esto hace que el comer sea más difícil.

Frecuentemente, puede ser difícil ingerir suficientes calorías y líquidos para nutrir el cuerpo.

Cualquiera puede tener un problema para tragar, pero es más probable en personas de edad avanzada. Estos trastornos suelen ocurrir debido a otros cuadros, entre ellos:


- Trastornos del sistema nervioso, tales como la enfermedad de Parkinson y la parálisis cerebral

- Problemas en el esófago, incluyendo la enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE)

- Derrame

- Traumatismos en la cabeza o médula espinal

- Cáncer de cabeza, cuello o esófago

En Terapia Ocupacional en Daño cerebral que adaptaciones de texturas o que métodos utilizarías para mejorar la disfagia.

El objetivo principal de toda la intervención será conseguir, en el paciente, una alimentación oral segura y eficaz, manteniendo el nivel óptimo de hidratación y nutrición.

Las estrategias de tratamiento las podemos clasificar en dos grupos:

 técnicas de compensación, para eliminar o disminuir los síntomas que presenta el paciente, sin cambiar la fisiología de la deglución, no requieren la colaboración activa del paciente;

y las técnicas de rehabilitación propiamente dichas, requieren la participación del paciente ya que van a cambiar la fisiología de la deglución.

 

TÉCNICAS DE REHABILITACIÓN

- Estimulación de la musculatura facial: el objetivo principal es mejorar el tono muscular

- Estimulación de las estructuras orofaciales

- Maniobras deglutorias

 


 

Volver a la Portada