Nuevo ensayo clínico revela resultados iniciales prometedores para el tratamiento de la ataxia de Friedreich 

  

Fuente, 25/06/2016

 

 

La ataxia de Friedreich es una enfermedad hereditaria y progresiva, que afecta el habla y el movimiento y por lo general tiene su inicio en la infancia. Al cabo de 10 o 20 años los pacientes quedan confinados a una silla de ruedas, antes de quedar totalmente incapacitados en etapas posteriores. Las personas con esta condición debilitante requieren apoyo durante toda la vida y no hay actualmente ningún tratamiento o cura.

La enfermedad es causada por tener niveles anormalmente bajos de una proteína conocida como Frataxina debido a la inactivación parcial del gen de la frataxina. En el primer ensayo clínico de este tipo, un equipo del Imperial College de Londres puso a prueba la capacidad de la nicotinamida (una forma de vitamina B3) para aumentar los niveles de frataxina. La vitamina B3 es una vitamina esencial más comúnmente conocida para procesar las grasas y las proteínas en el cuerpo. También puede inhibir la eliminación de la activación de "marcas" que se produce en el gen de la ataxia de Friedreich que está anormalmente silenciado.

El equipo de investigación probó el efecto de dosis crecientes de nicotinamida para determinar su tolerabilidad y su perfil de seguridad. Nicotinamida fue generalmente bien tolerada y ha demostrado aumentar los niveles de proteína frataxina hasta los niveles encontrados en los portadores sin síntomas de la enfermedad, cuando se toma todos los días durante un máximo de 2 meses. Los pacientes recibieron dosis únicas y múltiples de nicotinamida en dosis mucho más altas que las utilizadas en los suplementos de vitaminas.

Estos resultados son muy alentadores y, mejor aún ofrecen la perspectiva de un futuro tratamiento para esta enfermedad incurable.

Publicado en la revista The Lancet, la investigación ha sido dirigida por el profesor Richard Festenstein del Departamento de Medicina del Imperial College de Londres y asociado del Centro de Ciencias Clínicas MRC. El ensayo es la continuación de la investigación anterior llevada a cabo por el profesor Festenstein, con el apoyo de la Ataxia Reino Unido y el MRC, y demostró que se podía conseguir un aumento inducido de nicotinamida en los niveles de frataxina en las células de pacientes y que el mecanismo implicado en la nicotinamida que actúa sobre el gen que causa La ataxia de Friedreich "volviéndolo a encender”. El resultado es un aumento de la producción de la proteína frataxina, y se cree que actúa como 'apertura' del gen para hacerlo accesible a la maquinaria que lo enciende.

El Profesor Festenstein dijo: "Estos resultados son muy alentadores y, mejor aún ofrecen la perspectiva de un futuro tratamiento para esta enfermedad incurable. Se necesitan más estudios para determinar la seguridad de nicotinamida en dosis altas con la administración a largo plazo y si se pueden aumentar los niveles de frataxina cuando se administra por períodos más largos. También necesitamos saber si esto va a evitar un mayor deterioro clínico en pacientes con ataxia de Friedreich. El estudio también es emocionante, ya que proporciona una prueba de concepto de que el silenciamiento de genes puede superarse en humanos utilizando la "modificador de la epigenética '. Esto abre el camino a un enfoque radical para otros trastornos causados ​​por un mecanismo similar".

Dr. Vincenzo Libri, jefe de estudios clínicos en el Centro de Investigación Clínica INDH / Wellcome Trust Imperial, dijo: "Encontrar una cura para la ataxia de Friedreich es con lo que sueña todo investigador. Estamos absolutamente encantados con los resultados preliminares y la esperanza que ofrece para el futuro de los pacientes con esta enfermedad devastadora y sus familias. Nuestros resultados nos ayudan a entender los elementos clave de cómo la nicotinamida podría trabajar y son importantes para pasar de la investigación de laboratorio a un tratamiento clínico. Sin embargo, dada la naturaleza exploratoria de nuestra investigación, nuestros resultados deben ser interpretados con cautela y requieren confirmación adicional de estudios de confirmación de mayor tamaño antes de que podamos hacer que nuestra visión de una cura sea una realidad".

Dr Paola Giunti de la Universidad College de Londres, que contribuyó en el diseño del ensayo y en la selección de los pacientes a través del Centro de Ataxia dirigido por ella en el Hospital Nacional de Neurología y Neurocirugía (UCL / UCLH), dijo: "Estamos muy contentos por las perspectivas de que  potencialmente se desarrolle un tratamiento con nicotinamida, pero es importante recordar que todavía necesitamos ensayos adicionales para confirmar la seguridad durante un tiempo más largo y para ver si el aumento de la frataxina en realidad se traduce en mejora en los pacientes. Estamos muy agradecidos a todos los pacientes que han tomado parte en este importante ensayo piloto".

Sue Millman, CEO de Ataxia UK añadió: "Estamos muy orgullosos de haber apoyado la ciencia básica para este ensayo muy emocionante y por haber movido la investigación hacia adelante a un ensayo en humanos con estos primeros hallazgos positivos. Este estudio fue un verdadero esfuerzo de colaboración entre las organizaciones benéficas ataxia en cuatro países y otros órganos de financiación que reconocen la importancia del estudio. Ahora tenemos que seguir adelante hacia un ensayo más amplio que esperamos con el tiempo se pueden traducir en un tratamiento para los pacientes. Ese es nuestro objetivo"

El estudio se realizó en el Centro de Investigación Clínica INDH / Wellcome Trust Imperial, Imperial College Healthcare NHS Trust - Hospital Hammersmith.

Este ensayo fue financiado por una beca de Ataxia UK en colaboración con otras tres organizaciones benéficas en todo el mundo, ataxia Irlanda, Asociación Suiza de Ataxie de Friedreich y la Associazione Italiana per la lotta Alle sindromi atassiche. La investigación también fue apoyada por el Instituto Nacional para la Investigación de la Salud del Centro de Investigación Biomédica (INDH) del Imperial College Healthcare NHS Trust y el Imperial College de Londres y el consorcio de la AF Europea para la investigación traslacional. Las opiniones expresadas son las del autor (es) y no necesariamente las de la NHS, el INDH o el Departamento de Salud.

 

 

Volver a la Portada