Trastorno de la conducta del sueño vinculado a diferentes tipos de ataxia 

  

Fuente, 26/06/2016

 
 

Un nuevo estudio fue publicado recientemente en la revista Parkinson y Trastornos Relacionados, que revela que los trastornos del sueño pueden ser útiles en la diferenciación de los distintos tipos de ataxia. El estudio se titula "El diagnóstico diferencial de la ataxia esporádica de inicio adulto: El papel del trastorno conductual del sueño REM" y fue realizado por investigadores del Hospital clínico de la Universidad Federal de Paraná, Brasil y el centro de Trastornos del Movimiento, Toronto Western Hospital, Canadá.

La ataxia se define como un signo neurológico caracterizado por la falta de coordinación de los movimientos musculares voluntarios. Los individuos con esta condición experimentan deterioro en la coordinación y el equilibrio. La ataxia esporádica se corresponde con el desarrollo de síntomas de la ataxia durante la edad adulta en personas con antecedentes familiares de la enfermedad. La ataxia puede ser difícil de diagnosticar y puede ser cerebelosa, si sólo se ve afectado el cerebelo, o extra cerebelosa, si se acompaña de características extra-cerebelosas como debilidad, rigidez o espasticidad de los músculos, demencia o neuropatía (disfunción de los nervios periféricos).

La ataxia esporádica de inicio adulto de etiología desconocida (idiopática) comprende un grupo de trastornos degenerativos, no hereditarios para los que se desconoce la causa. En este estudio, los investigadores realizaron un análisis retrospectivo en 50 pacientes brasileños de ataxia esporádica de inicio adulto que fueron seguidos regularmente durante un período de hasta 21 años, para evaluar si su diagnóstico se mantuvo o si progresaron a una forma cerebelosa de atrofia multisistémica.

Los investigadores evaluaron los datos clínicos, neurológicos, genéticos y de laboratorio en los 50 pacientes adultos que participaron en el estudio. Se prestó especial atención a los trastornos del sueño ya que se ha informado que tienen una alta prevalencia en pacientes con enfermedades neurodegenerativas.

Usando pruebas genéticas, el equipo encontró que los 50 pacientes fueron negativos para los trastornos de la ataxia de Friedreich, el síndrome X frágil permutación síndrome de temblor-ataxia (FRXTAS) y varios tipos de ataxia espinocerebelosa. Un total de 48% de los pacientes fueron diagnosticados con atrofia multisistémica y el 52% restante con ataxia esporádica de inicio adulto. Curiosamente, el trastorno de sueño REM (movimiento rápido del ojo) del comportamiento del sueño, un trastorno del sueño en el que los individuos actúan físicamente sueños vívidos con sonidos vocales y movimientos de brazos y piernas a menudo violentos, fue diagnosticado en el 46% de los pacientes, siendo informado en el 83,3% de los pacientes con probable atrofia multisistémica y en el 11,5% de los pacientes con ataxia esporádica.

Los resultados sugieren que el diagnóstico de trastorno de conducta del sueño REM podría ser útil en la diferenciación entre la atrofia multisitémica y ataxia esporádica del adulto.

El equipo llegó a la conclusión de que de todos los pacientes con ataxia de inicio adulto esporádica analizados, casi la mitad evolucionó hacia atrofia multisistémica y que la prevalencia de trastorno de conducta del sueño REM en pacientes con atrofia multisistémica fue significativamente más alta. Los autores sugieren que el trastorno de conducta del sueño REM podría representar una herramienta complementaria en la diferenciación entre los diferentes tipos de ataxia.

 

 

Volver a la Portada